Hípica: 93 553 11 83 · 618 81 58 00 · Restaurante: 695 309 933 · 657 26 26 46 info@cancaldes.com

Empecé a montar a los 4 o 5 años con poni. Al principio hacía raid los fines de semana y, al querer dedicarme más días, decidí venir a Can Caldés; así es como me inicié en el salto. Hace un año que tengo caballo, se llama Rasier. Es, sin duda, una responsabilidad enorme que te obliga a tener disciplina y te prepara para ser responsable. Al principio no era capaz de pararlo y me frustraba. Lo fui conociendo y entendiendo. Luché mucho y con el tiempo y mucho trabajo, y no rindiéndome, lo conseguí. En un concurso te lo juegas todo en 60 segundos, pero detrás hay muchas horas de trabajo.

La equitación me aporta mucho. Estoy muchas horas en la escuela y cuando vengo soy capaz de olvidarme de todo, estoy centrada y desconecto.

Te ayuda también a trabajar la frustración; va muy bien para regularte, luchar y, cuando lo consigues, la satisfacción es muy grande. Montar es un 50-50%, sin uno no va el otro. Realmente, al tener tu propio caballo, consigues ser más binomio.

Montar te llena mucho de valores y experiencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »

Suscríbete a nuestra Newsletter y participa en nuestros sorteos

Únete a nuestra lista y recibe en tu correo electrónico todas las noticias, ofertas y novedades de la Hípica Can Caldés.

¡Te has suscrito con éxito!