Hípica: 93 553 11 83 · 618 81 58 00 · Restaurante: 695 309 933 · 657 26 26 46 info@cancaldes.com

Empezó a montar a los 8 años, aunque lo deseaba desde muy pequeña. Al principio compaginaba la equitación con el balonmano y el baile, pero al no poder compaginarlo todo, acabó decantándose por la hípica.

Aunque se inició con doma, en cuanto probó el salto quedó cautivada: «Sentí que me daba más energía. Cuando salto no pienso en nada, estoy plenamente focalizada en el presente».

«El caballo me aporta muchas cosas. De los 6 a los 10 años pedía tener un caballo una y otra vez, hasta que lo conseguí. Se llama Pampero. Tener un caballo te permite estar con él siempre que quieras, no tan solo en la hora de clase. Conectas mucho más: cuando salto y no estoy segura, él tampoco lo está; cuando ve que no estoy de buen humor, no me hace «tonterías», es como si dijera «vamos a portarnos bien». Me cuesta imaginar mi vida sin caballo, lo echaría de menos. Un caballo te obliga a ser responsable, cuidarlo, estar por él…».

A Paula le gustaría probar otros deportes ecuestres, como horseball, ponygames, cross…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »

Suscríbete a nuestra Newsletter y participa en nuestros sorteos

Únete a nuestra lista y recibe en tu correo electrónico todas las noticias, ofertas y novedades de la Hípica Can Caldés.

¡Te has suscrito con éxito!